Elementos de protección contra incendios con gran libertad de diseño

Lohfelden
Elementos de protección contra incendios
Elementos de protección contra incendios

Perfiles de protección contra llamas sin hacer concesiones

La seguridad y la protección contra incendios son aspectos importantes a considerar para todos los sectores; en las aplicaciones del sector de la construcción y de la ingeniería eléctrica y electrónica resultan fundamentales. Entre las aplicaciones típicas de los perfiles ignífugos se encuentran, por ejemplo, los perfiles de aislamiento para la construcción de ventanas o para el transporte de corriente eléctrica, así como componentes para carcasas en el caso del sector eléctrico y electrónico. También ha aumentado su uso en aplicaciones del sector ferroviario y automovilístico como, por ejemplo, en componentes de baterías para vehículos eléctricos.

Los plásticos con aditivos ignífugos por lo general no son fáciles de extrudir y provocan con frecuencia una disminución de propiedades técnicas tales como la precisión, el acabado de superficie o la resistencia. Nosotros cumplimos con la función de protección contra incendios sin pérdidas en términos de alta precisión, superficies lisas y viabilidad económica, también en casos en los que se requiera de una alta resistencia. Para nuestros perfiles ignífugos utilizamos, por ejemplo, una versión modificada del renombrado PA66 GF25. Este llamado material PA66 GF25 V0 responde, en términos de la norma UL94, a las exigencias de la mejor clasificación V0.

Alta resistencia y precisión

Somos capaces de cumplir con la función de protección contra llamas incluso en perfiles con alto nivel de carga como, por ejemplo, los perfiles con refuerzo de fibra de vidrio, y además con el mayor grado de precisión. Nuestro proceso de extrusión de alta gama permite la producción de perfiles exactos con tolerancias de hasta ±0,05 mm, así como la integración de cámaras huecas. Esto hace posibles incluso las soluciones más exigentes de perfiles con equipamiento de protección contra llamas.

Nuestros productos están libres de bromo, halógenos y fósforo rojo

En comparación con sus equivalentes, que suelen estar protegidos contra llamas por materiales como el fósforo rojo, nuestros materiales de base son claros y se pueden teñir libremente. Esto es una ventaja en los casos donde el color es un elemento importante de diseño o cuando juega un papel importante, por ejemplo, en el rotulado de seguridad de los componentes (como puede ser el caso de los componentes eléctricos).
Otra ventaja de los componentes que utilizamos es que los metales, al entrar en contacto con sus aditivos ignífugos en un entorno húmedo y de calor, tienden considerablemente menos a la corrosión.

Cuidamos el medio ambiente

Las exigencias hacia los medios ignífugos modernos han cambiado considerablemente en los últimos años. Además de su efectividad en caso de incendio, cada vez juega un mayor papel la protección del medio ambiente en todas las fases del ciclo de vida del producto, desde su producción, pasando por el acabado y la utilización, hasta su reciclaje. Los componentes ignífugos que empleamos están libres de bromo, halógenos y fósforo rojo, algo no siempre fácil de conseguir. Gracias a esto resultan más manejables a nivel de higiene laboral. Además, los termoplásticos ignífugos que empleamos ofrecen, en comparación con otros plásticos termoendurecibles, un alto potencial de reciclaje mecánico. Nuestros materiales cumplen además con los requisitos del Reglamento REACH y de la Directiva RoHS.

¿Desea ponernos a prueba?

La constante innovación es nuestra motivación. Si necesita optimizar alguna aplicación, podemos colaborar para dar con la solución perfecta.