El poder del plástico
Conozca las ventajas
Menos suciedad e incrustaciones
El uso de tubos de plástico reduce la suciedad y las incrustaciones hasta en un 98 % gracias a nuestro avanzado proceso de extrusión, capaz de producir unas superficies ultralisas para una menor adhesión de impurezas. Esto ofrece una mejor transferencia térmica para una mayor eficiencia de la central termoeléctrica y facilita el proceso de limpieza: la baja adherencia de las partículas de suciedad permite una limpieza sin necesidad de usar productos químicos.
Resistentes a sustancias agresivas
La recuperación de calor del gas residual impone unas exigencias extraordinariamente elevadas a los tubos de los intercambiadores de calor que se emplean en el proceso. En función del sector, el gas contiene sustancias sumamente agresivas que atacan los tubos. Con los tubos de plástico, los parámetros del plástico se pueden adaptar a las necesidades concretas del sector, es decir, al gas residual correspondiente, para lograr la máxima resistencia.
Excelente conductividad térmica
Nuestro proceso de extrusión de alta precisión permite producir plásticos termo-conductores con un alto contenido en material para lograr una rugosidad superficial inferior a 3 μm. El contenido en material garantiza la conductividad térmica necesaria para ofrecer un elevado rendimiento.
Perfiles homologados
Benefíciese de una solución homologada y comprobada en configuraciones experimentales para su aplicación en el sector energético que incluyen pruebas de proceso por lotes, recipientes de agitación y película descendente en bancos de ensayo. Los valores de suciedad e incrustaciones establecidos para diversos fluidos en el laboratorio se verifican a continuación en una configuración experimental para cumplir las exigencias concretas de la aplicación.
Tubos de plástico para la generación de energía

En muchas centrales termoeléctricas se queman combustibles fósiles para generar energía y se utiliza agua como medio de refrigeración. La transferencia térmica tiene lugar en torres de refrigeración con ayuda de intercambiadores de calor mediante tubos. Dado que se suelen emplear tubos metálicos, estos tienden a acumular suciedad e incrustaciones. El uso de tubos de plástico en intercambiadores de calor en centrales termoeléctricas son una alternativa de alto rendimiento para una eficiencia sostenible.

Nuestro proceso especial de extrusión garantiza la producción de unas superficies ultralisas para reducir de forma considerable la adhesión de impurezas en el perfil terminado: de este modo, la suciedad y las incrustaciones se reducen hasta en un 98 %. Benefíciese de una solución comprobada y rentable sin comprometer el rendimiento.

Soluciones para el sector energético

¿Desea ponernos a prueba?

Ofrecemos innovación a todos los sectores industriales. Si necesita optimizar alguna aplicación, podemos colaborar para dar con la solución perfecta.