Recuperación eficiente de calor
Una amplia gama de beneficios
Elevada conductividad térmica
Resistentes a los ácidos y la corrosión para un rendimiento duradero
Condensación exenta de metales para un menor impacto medioambiental
Menos suciedad e incrustaciones gracias a un avanzado proceso de extrusión
Tubos de plástico para intercambiadores de calor

La recuperación de calor, es decir, la reutilización del calor de los gases de escape producidos durante el proceso de generación de energía ayuda a reducir su consumo y eficiencia. En general, en la recuperación de calor se utilizan tubos metálicos. Sin embargo, dado que numerosos combustibles industriales contienen agentes acidificantes como el azufre, durante la combustión se genera una mezcla hidrácida agresiva y vaporosa a partir de la cual se forma un condensado reactivo. Esta sustancia corrosiva ataca los componentes metálicos, causa problemas en los intercambiadores de calor metálicos y, en el peor de los casos, el fallo del sistema.

Además, el condensado suele estar contaminado con metales que son nocivos si se liberan al medioambiente. Los tubos para intercambiadores de calor fabricados en plástico son una solución fiable para un intercambio de calor eficiente y su impacto medioambiental es menor. Gracias a la resistencia de los tubos de plástico a los ácidos, durante el proceso de condensación se genera un condensado exento de metales, lo cual suprime los residuos nocivos. Los perfiles, de una elevada conductividad térmica y resistentes a la corrosión, se pueden instalar en diversas aplicaciones de recuperación de calor, en las que ofrecen un excelente rendimiento para una mayor eficiencia.

Soluciones para la industria de recuperación de calor

¿Desea ponernos a prueba?

Ofrecemos innovación a todos los sectores industriales. Si necesita optimizar alguna aplicación, podemos colaborar para dar con la solución perfecta.